El curioso Sherlock Holmes

Sí, lo admito. Estoy enamorada del señor Sherlock Holmes, de delgada estatura, nariz aguileña y agudo intelecto. Estoy enamorada de todos y cada uno de sus relatos y creo que deberían ser de obligada lectura. Arthur Conan Doyle dio vida al más agudo hombre que jamás existirá simplemente porque le faltaba dinero. Esa es su excusa. Me lo imagino en su estudio, con su pluma y pensando en como ganarse el pan de cada día cuando de pronto se le ocurrió la brillante idea de convertirse en leyenda.

Luego es cierto que le acabó odiando, convirtiéndose así en su mayor enemigo, pero ni con esas pudo acabar con su vida, lo que me hace pensar que si la persona que más ganas tenía de ver muerto a Sherlock no lo consiguió, se le puede considerar un héroe.

Sherlock, el hermano de menor intelecto de todos los Holmes. ¡Lo que habría ganado el mundo con la existencia de tales genios! Sherlock es mi héroe y a la vez mi villano favorito. Está en el bando de los buenos, pero es solitario, drogadicto, arrogante y en general tiene todas las características que se le exigen a un hombre de bien.

Hablar de él en pasado sería un error, ya que no creo que nunca vaya a morir del todo mientras quedemos personas que sigamos pensando en él y eso es algo que me alegra. Yo personalmente tengo todos los libros en papel de este señor, dándole vida con cada historia que leo. Tengo que reconocer que todavía no me he leído todos los relatos que lo envuelven porque no quiero acabar nunca. Quiero seguir sorprendiéndome cada vez que necesite de sus consejos.

Gracias a las memorias del doctor John Whatson estoy enamorada del Antiguo Londres y necesito más de él. Necesito que cada carro tirado por caballos y cada hombre vestido con su traje de tweed pase volando a mi alrededor, que las parejas se traten con tanto respeto que duela mirarlas y en general, necesito respirar esta atmósfera que solo conozco en las descripciones hechas en los libros.

Sir Arthur Conan Doyle ha conseguido despertar en mi un montón de sentimientos tan y tan agradables que solo puedo darle las gracias por haber existido y por hacer existir a este gran hombre llamado Sherlock Holmes.

¡Ah! se me olvidaba. Aunque sea practicamente imposible, he intentado decidirme por una novela y un relato. Mi novela sería “Estudio en Escarlata” ya que es la primera toma de contacto entre los dos hombres que van a compartir una amistad infinita sin saberlo. Y como relato (dando por hecho que “El problema final” y “El misterio de la casa vacía” son totalmente insuperables por todo lo que nos hacen sentir) escogería “El detective moribundo” porque nunca antes me había reído tanto leyendo.

Gracias de nuevo, Arthur.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s